Buscar
  • Sec

Las ranas de dios


I.

Despierto moribundo,

herido por un rayo de luz o conciencia,

debo dejar esta tumba abrigada, a ciegas:

levantarme hoy es besar a dios.

II.

Observo mi voluntad en llanta,

siento el terror que abrasa en la ruta,

caminaré hasta morir sentado:

hoy me salvará volar en cualquier viento.

Quiero sentir el sol como el cemento,

pero me confunde ver ranas bronceadas,

con gafas, tomando sol en reposeras:

¿Padre, se bañan más en dios que yo?

III.

Dios llama al sol, besa su cuerpo y le da litio.

La música droga al poeta y se lo come: escupe litio.

La familia y los amigos y las mascotas: todos brindan con litio.

La vocación sueña al fantasma y ambos cantan sobrios,

con voz de litio.

La serenidad duerme con dios en cama de una plaza


0 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now