Search
  • Sec

Romance de una flor y el viento


Los amores más radiantes, son apenas un ensueño. Una estrella de mar rota, cautivó a un ángel pequeño. Dos niños enamorados, cultivando aquel anhelo. De un amor forjado en fuego para palpitar en hielo.

Nuestra magia fue instantánea, un hechizo siempre cero. Siendo apenas más adulto te agarré buscando un quiero. Te di plazas y sentimos el cupido de mi credo. Encontraste lo curioso con mis ojos y en mi cuerpo.

En el principio no creí: “Este juego es solo un cuento. No serán nuestros mis hijos, ni me quedo en el cemento”. Mas la intuición juega malsana al momento del deseo cuando domina al domador y enmudece su fraseo.

Te canté canción de amor, pero también un canto fiero. Me costaba ver la luz y fuiste faro con esmero. Nos ganó y nos dio paliza, la locura de mi encierro. Quise ser tu jardín amor, pero casi soy tu entierro.

Nos dejamos ir con bronca, la mudanza fue el torpedo. Despedida y aire fresco, con dolor, pero sin miedo. Todo queda entre familia cuando sobran los amigos Serás mi lluvia desde allá, yo en el desierto me abrigo.

Satisfechos nos amamos sin fingirnos el aliento ¿Al soltarte sin soltarte, cuántos clavos sacan ciento? ¿Es mentirme el extrañarte, verte en sueños, soñar verte? Tu corazón ya no me siente escapando de la muerte.

Sos recuerdo que hace bien, aunque seas beso ajeno. No confundo la ternura, con lo espeso del veneno. Sos la flor mejor plantada, no te pudo nunca el viento. Serás siempre una princesa y será en Belgrano tu reino.

Llegarás antes que yo, sé que fui apenas un señuelo. Vos sos pilla, sos hermosa y sos también el puro vuelo. Hoy son dolores las velas que arrastran este velero. Heridas durmiendo olvidos en un cementerio sincero.

De seguro un amor nuevo te llegó de cuerpo entero. Que te ríe, que te ampara y es también un buen viajero. Te tocaron nuevas cartas, mereces jugarte un pleno. Me alegro por vos solcito, para vos quiero lo bueno.

Vivirás en plenitud, paracaidista de mi cielo. Mi norte es la cruz del sur y descifrarlo mi desvelo. Tu destino ya no es mío, nunca fui ni soy tu dueño. Tu recuerdo es la flor seca en el ojal de mi pecho.


38 views
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now